Actúa Donate
Unidos por un mundo libre de la explotación sexual!

 Nuestro análisis

El sistema prostitucional constituye una forma de violencia.

  • Una gran mayoría de personas prostituidas han sufrido violencias, muchas veces sexuales, antes de entrar en la prostitución.
  • Estas violencias perduran durante el ejercicio de la prostitución (insultos, agresiones,violaciones).
  • La repetición de actos sexuales no deseados abusando de la situación de precariedad ynecesidad económica de las víctimas, constituye en sí misma una forma de violencia sexual.

El sistema prostitucional constituye una explotación de desigualdades.

  • La prostitución se inscribe en el marco de la cultura patriarchal, donde el cuerpo de las mujeres ha sido históricamente puesto al servicio de los hombres (derecho de pernada,violación, “deber conyugal, etc”).
  • La prostitución explota todas las formas de desigualdad: la de los ricos sobre los pobres,de los hombres sobre las mujeres, del Norte sobre el Sur y de los grupos mayoritarios sobre las minorías.
  • En todas las partes del mundo, las mujeres autóctonas, migrantes, pertenecientes a castas más bajas o a grupos discriminados, están sobre -representadas en el sistema de explotación de la prostitución.

El sistema prostitucional constituye una violación de la dignidad humana.

  • Al descender el cuerpo y la sexualidad humana a puras mercancías, el sistema de prostitución refuerza la cosificación de las mujeres y de su cuerpo, atentando contra la integridad física y moral de las personas prostituidas.
  • La prostitución refuerza la posición de dominio patriarcal, y muy particularmente el sentimiento de disponibilidad y accesibilidad al cuerpo de las mujeres que también encontramos en la violación, el acoso sexual y la violencia de pareja.
  • El sistema de prostitución impulsa y perpetúa la trata de personas con fines de explotación sexual.
  • La prostitución representa un obstáculo para alcanzar una verdadera sexualidad libre, respetuosa e igualitaria.
  • La prostitución es una violación directa de la integridad física y moral de las personas prostituidas.

El sistema prostitucional constituye una violación de los Derechos Humanos.

  • La Convención de Naciones Unidas del 2 de diciembre de 1949 adoptada por la Asamblea General, declara en su preámbulo que La prostitución y el mal que la acompaña, la trata de personas para fines de prostitución, son incompatibles con la dignidad y el valor de la persona humana
  • La Convención de Naciones Unidas de 1979 para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW), exige a los Estados parte que tomen todas las medidas apropiadas, incluso de carácter legislativo, para suprimir todas las formas de trata de mujeres y explotación de la prostitución de la mujer”.
  • La prostitución es incompatible con los artículos 3 y 5 de la DeclaraciónUniversal de Derechos Humanos, que establecen lo siguiente: Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona”  Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes“.